Mi carro

Cerrar

6 trucos para un sueño reparador

Aina Velasco

Escrito el 09 mayo 2019

A medida que pasan los años y dejamos atrás la infancia, para muchos adultos es como si ya no durmiéramos igual. Y no sólo hablamos de insomnio, sino de la calidad del sueño: podemos dormir muchas horas pero no descansar bien, y despertarnos al día siguiente sintiéndonos fatigados y con poca energía. A pesar de ello, no debemos perder la esperanza.  Hay pequeñas cosas que podemos hacer cada noche para dormir mejor y levantarnos por las mañanas descansados ¡y con ganas de comernos el mundo!

  1. Sigue un ritual antes de ir a dormir.

Crear un ritual y seguirlo cada noche es una de las mejores formas de conciliar el sueño rápidamente y dormir relajado. Puedes leer un libro con una luz tenue, meditar, escribir un diario o hacer respiraciones relajantes. Evita las actividades estimulantes como jugar a una consola o trabajar, y trata de dejar el móvil y las pantallas un rato antes de meterte en la cama. Diversos estudios, entre ellos este, han demostrado que el uso de aparatos electrónicos que emiten luz azulada pueden causar insomnios y dolores de cabeza si se usan regularmente antes de ir a dormir.

  1. Darse un baño con aceite esencial de lavandín.

Si un baño de agua caliente ya es una de las cosas más relajantes que uno puede hacer, aún lo es más si se acompaña de aceite esencial de lavandín. El lavandín es un calmante fantástico, con propiedades ansiolíticas y sedantes. Ayuda a gestionar el estrés y la ansiedad, dos de los culpables de que la mayoría de las veces no durmamos tranquilos y relajados, aumenta la duración del sueño y reduce el tiempo en el que tardamos en dormirnos. En los últimos años se ha podido ir comprobando que es su contenido en linalol lo que proporciona estas propiedades calmantes. Una buena forma de usarlo es en el baño , donde basta con mezclar de 15 a 20 gotas del aceite esencial con un vaso de leche y echarlo todo dentro del agua de la bañera.

  1. Cenar algo ligero.

Las cenas pesadas son uno de los enemigos más importantes del sueño: si el sistema digestivo está en pleno funcionamiento nos costará mucho más conciliar el sueño y descansar bien. Por eso mismo es recomendable cenar unas 2 o 3 horas antes de acostarse e intentar tomar alimentos que no cuesten mucho de digerir. ¡Deja los estofados y las hamburguesas para las comidas!

  1. Tomar aceite esencial de ravintsara.

El ravintsara es muy útil para tratar con el insomnio y el cansancio nervioso y físico profundo. Este es uno de los trucos menos conocidos de este artículo, pero tiene muy buenos resultados. Consiste en aplicar un par de gotas de aceite esencial de ravintsara bajo la lengua y dejar reposar allí durante unos minutos, una media hora antes de ir a dormir. Si cuesta un poco de mantener bajo la lengua, siempre se puede mezclar con un poco de azúcar, y el truco será mucho más agradable.

  1. Hacerse un masaje con aceite esencial de cedro del atlas.

Este masaje es especialmente efectivo si se hace correctamente, y a la vez muy placentero y relajante para hacer también en momentos de estrés. Consiste en mezclar 1 gota de aceite esencial de cedro del atlas con 2 gotas de aceite de almendra dulces y masajear en la planta de los pies. La combinación del masaje y las propiedades descongestionantes del cedro del atlas ayudarán a tener un sueño más reparador.

0 comentarios

Deja un comentario!

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados