Mi carro

Cerrar

Cómo aumentar las defensas con aceites esenciales

Aina Velasco

Escrito el 27 marzo 2020

Los aceites esenciales, entre muchas otras cosas, son unos grandes aliados para mejorar nuestros mecanismos de defensa y estimular nuestro sistema inmunitario. Saber qué aceites nos convienen es importante, pero saber cómo aprovechar al máximo sus propiedades y de qué forma deben aplicarse también es imprescindible.

Diversos estudios demuestran que los aceites esenciales estimulan la producción de inmunoglobulinas. Estas, también conocidas como anticuerpos, son las encargadas de identificar y eliminar específicamente a los antígenos que forman parte de virus, parásitos o bacterias. En casos de infecciones, estrés o cansancio, la concentración de inmunoglobulinas en sangre disminuye, y en estos momentos los aceites esenciales pueden compensar esta bajada de defensas.

En casos de infecciones, estrés o cansancio, la concentración de inmunoglobulinas en sangre disminuye

Algunos de los aceites esenciales más útiles para ayudar a nuestro sistema inmunológico son los siguientes. 

  1. Eucalipto radiata: es expectorante, inmunoestimulante y mucolítico. Descongestiona las vías respiratorias, ayuda en casos de resfriados y catarros y es muy bien tolerado por todo el mundo. Para reforzar el sistema inmunitario con aceite esencial de Eucalipto basta masajear 4 gotas una vez al día en la parte inferior de la espalda durante una semana. En el caso de niños menores de 8 años mezclar 2 gotas de Eucalipto con 2 gotas de un aceite vegetal suave, como el de jojoba o el caléndula, y masajear.                                                                                                
  2. Ravintsara: el aceite esencial de Ravintsara es antivírico e inmunoestimulante, aparte de un excelente antiséptico ambiental. Es uno de nuestros favoritos y hablamos de él en casi todos nuestros posts, ¡pero es que es un pequeño tesoro! ¡Y también es muy bien tolerado por todos! La mejor forma de usarlo para reforzar las defensas en aplicando 1 gota bajo la lengua mañana y noche con regularidad.                                                                                                                                                                     
  3. Niaulí: también antivírico, antibacteriano y antiséptico, el aceite esencial de Niaulí es un potente aliado para el sistema respiratorio. Además, tiene una versatilidad impresionante: se puede usar para tratar afecciones respiratorias, pero también en casos de herpes labial, piernas cansadas o falta de concentración. ¡Es un verdadero comodín! Para ayudar a las defensas, diluir 4 gotas de Niaulí en 8 gotas de un aceite vegetal y masajear bien el tórax y la planta de los pies.                                                                                                                                                           
  4. Limón: el aceite esencial de Limón también tiene infinidad de usos pero, en general, es un gran inmunoestimulante y antiséptico. Se puede usar de varias formas, pero recomendamos mezclar 2 gotas de aceite esencial de Limón con 3 gotas de un aceite vegetal y masajear frente, cuello, pecho y espalda superior 3 veces al día.

0 comentarios

Deja un comentario!