Mi carro

Cerrar

Guía para escoger tu difusor

¿Cómo escoger tu difusor de Aceite esenciales?

¡Con tanta oferta en el mercado, te puedes sentir abrumado a la hora de decidirte por un difusor de aceites esenciales! No es nada fácil navegar y sortear los numerosos criterios de selección.

Evidentemente, como en cualquier compra, el precio es un criterio importante. Sin embargo, muchos otros elementos influyen en la selección de tu difusor idóneo. Por ejemplo:

  • La superficie de la sala o del entorno donde quieres difundir los aceites esenciales
  • Si el uso es exclusivamente para fines terapéuticas o es también un accesorio para tu hogar
  • La tecnología de difusión que mejor conviene tu situación
  • Si lo vas a transportar mucho o se quedará principalmente en un lugar
  • Si buscas un difusor con temporalizador/difusión intermitente
  • El diseño que buscas

 

¡Esas son algunas de las numerosas preguntas pertinentes que debemos hacernos antes de poder disfrutar de nuestros queridos Aceites esenciales en difusión!

He aquí pues una pequeña guía para ayudarte a encontrar tu difusor idóneo sin romperte la cabeza:

 

¿Qué es la difusión en aromaterapia?

Un difusor sirve para propagar las moléculas de los aceites esenciales en el aire ambiente. Se trata de conseguir la dispersión más eficaz para que los efectos terapéuticos sean los mejores posibles.

Cabe recordar que hay 4 vías de utilización de los aceites esenciales en aromaterapia:

  • La vía oral
  • La vía tópica
  • La inhalación
  • La difusión.

 

Un buen punto de partida

Por varias razones, la difusión es la vía privilegiada para empezar con la aromaterapia: Con la tecnología correcta, la propagación de las moléculas en el aire es muy rápida, lo que hace la difusión muy eficaz terapéuticamente hablando. Es de uso fácil y cómodo. Además, es divertido y puede transmitir mensajes emocionales muy interesantes en el entorno donde se difunde (paz, harmonía, energía, limpieza, …).

De hecho, más allá del efecto científicamente demostrado de las propiedades de muchas moléculas contenidas en los aceites esenciales, existe también una actividad mensajera vehiculada por la fragancia. Una vez captada por los neuro receptores olfativos, la fragancia desencadena unas reacciones emocionales que permiten influenciar el comportamiento de la persona. Así, podemos actuar sobre el estrés, la rabia, los problemas de sueño, y muchos otros estados anímicos. La acción de la difusión de AEs sobre nuestro córtex cerebral permitirá calmar, apaciguar, energizar u otramente afectar el tejido nervioso y aliviar así a la persona afectada.

 

¿Cuáles son las tecnologías de difusión realmente interesantes?

Vayamos al grano: entre un sinfín de gadgets y de artilugios de poco valor añadido, solo hay 3 tecnologías que merecen nuestra atención: la nebulización, la ultranebulización (nebulización ultrasónica) y la brumización ultrasónica. Así que quédate atento unos instantes. No es largo y es un punto fundamental para poder escoger bien tu difusor.

LA NEBULIZACIÓN

Si lo que buscas ante todo es eficacia terapéutica, quédate con esto: El difusor por nebulización es lo que necesitas.

 

¿Cómo funciona?

Sin ir demasiado lejos, la presión generada por la bomba que hay dentro del aparato es multiplicada por el uso de unos tubos de vidrio muy finos. Por allí pasan los aceites esenciales: son aspiradas, transportadas y finalmente expulsadas del tubo de vidrio en forma de microgotas. Estas se generan gracias a un fuerte flujo de aire que estampa los AE contra las paredes de vidrio, separándolos así en microgotas. Solo las más finitas se difundirán en el aire. Las otras volverán en el circuito de distribución.  

 

La eficacia de la tecnología por nebulización se basa en el famoso efecto Venturi, bien conocido por los aficionados de la fórmula uno (efecto suelo) o de Kitesurf (explica, por ejemplos, los fuertes vientos de Tarifa). En nuestro caso, el potente flujo de aire y de aceites esenciales que acaba proyectado en las paredes de vidrio crea una dispersión muy fuerte de las micropartículas de aceites esenciales. Las más ligeras acaban propulsadas en la atmosfera con mucha fuerza, lo que explica la eficacia de esta tecnología.

 

Como este tipo de difusión no se basa en ningún otro elemento para difundir el aceite esencial, la sustancia difundida es aceite esencial puro.

 

La nebulización es para ti si:

  • Quieres la mejor eficacia terapéutica, o la difusión más eficaz del mercado.
  • Quieres hacer la difusión en una gran superficie (hasta 70 -100 m2, según los casos).
  • Quieres un objeto bonito, que encaje perfectamente con la decoración de tu entorno.

 

Pros

Potencia y calidad de difusión: La pulverización de los Aceites Esenciales en microgotas se hace en frío. Es, con diferencia, la tecnología más sofisticada hoy en día. Las micropartículas salen del aparato con mucha fuerza y no pesan nada. Eso hace que se difundan con gran facilidad y que se queden en suspensión en el aire durante mucho tiempo.

 

Alcance: Es una tecnología eficaz para salas de 70 -100 m2.

 

Contras

Ruido: ¡Ya habrás entendido que la tormenta que se desencadena en el difusor para poder pulverizar nuestros queridos aceites esenciales necesita mucha potencia! Así pues, uno de los inconvenientes de este sistema es el ligero ruido que puede generar el difusor. No será un problema en una sala de estar, o en un espacio público, pero sí que podría ser un inconveniente en una habitación (sobre todo para dormir).

A veces, basta simplemente con acomodar ligeramente el difusor sobre otra superficie para que vibre menos. No es necesariamente molesto, pero hay que saber que efectivamente no es totalmente silencioso.

Precio: Hemos visto antes que la nebulización era la tecnología más sofisticada. Como ocurre a menudo en este mundo, eso significa que el precio medio de este tipo de aparatos estará por encima de la media. Un buen nebulizador ronda los 80 Euros.

Resistencia: No hay que olvidar que estos aparatos llevan una tecnología con varias piezas de vidrio. No llegan a ser frágiles, pero hay que tener un poco de prudencia en su manipulación.

 

LA NEBULIZACIÓN ULTRASÓNICA (ULTRANEBULIZACIÓN)

El proceso es muy simple: se empapa una mecha con el aceite esencial que se va a difundir y se pone en contacto directo con una pequeña placa de metal. Esta vibra a una frecuencia muy alta gracias al efecto de ultrasonidos. La vibración hace que se proyecten partículas muy finas de aceites esenciales. El resultado es un aerosol de bastante buena calidad. No funcionan con agua, y no proyectan niebla. Por lo tanto, las partículas de aceite esencial se difunden de manera pura en la atmósfera.

 

La pulverización seca ultrasónica es para ti si:

  • Quieres un difusor pequeño y portátil que puedas llevar contigo a donde vayas.
  • Quieres un difusor para tu coche.
  • Quieres un pequeño difusor para tu oficina o que puedas enchufar a tu ordenador.

 

Pros

Funcionalidad: Son pequeños y portátiles.

Versatilidad de la fuente de energía: Normalmente funcionan con USB y batería.

Calidad de emisión: La calidad de la emisión es bastante buena si se usa en pequeños espacios.

 

Contras

Alcance de la difusión: La mayor desventaja es la limitada superficie de difusión que tiene esta tecnología. De las tres tecnologías de las que hemos hablado, esta es la que menor alcance tiene. Por otro lado, también son los más pequeños en tamaño, y por lo tanto los más fáciles de transportar.

 

LA BRUMIZACIÓN ULTRASÓNICA

Esta tecnología, a pesar de ser menos eficaz en cuanto a fines terapéuticos, tiene muchas ventajas y por lo tanto no debe ser descuidada. La primera ventaja de los difusores de niebla es que son mucho más sencillos de manejar que los difusores de nebulización. Esto es debido a la sencillez de su tecnología: en la parte inferior del difusor hay un pequeño gránulo de ultrasonidos que emite vibraciones de muy alta frecuencia. El usuario del difusor vierte agua fría en un recipiente (que se sitúa encima de este gránulo), seguido por el aceite esencial que se difundirá sobre el agua. Gracias a la tableta vibratoria, el agua emitirá una neblina de agua fría (¡no es vapor!), que lleva las partículas de aceites esenciales en la superficie. ¡Simple y efectivo!

 

La brumización es para ti si:

  • Quieres difundir eficazmente los aceites esenciales, pero no necesitas una potencia excesiva.
  • Quieres un efecto visual añadido: la neblina que produce se puede ver, y para algunos es muy relajante.
  • Quieres hacer la difusión en una superficie de entre 30 m² (se mantienen los efectos terapéuticos) y 50 m² (se mantiene sólo un olor de fondo);
  • Quieres un difusor que haga muy poco ruido, pero que sea potente.

 

Pros

Efecto visual: Por un lado, estos difusores pueden ser muy bonitos, sobre todo gracias a la niebla que producen –esto induce un efecto visual muy agradable.

Potencia y alcance: Por otro lado, la nebulización sigue siendo una tecnología de difusión eficaz, y puedes "infundir" una habitación de 30 m² con uno de estos difusores sin ningún problema. Y como la nebulización suele ser más barata que los nebulizadores, esta tecnología puede presumir de una relación verdaderamente óptima entre "superficie de difusión" y "precio".

Silencio: Por último, hacen muy poco ruido. Sólo oirás una pequeña salpicadura de agua, que no tiene nada que ver con el ruido de la bomba de aire del nebulizador.

 

Contras

Eficacia de la tecnología: La primera desventaja de estos difusores es su eficacia terapéutica. Contrariamente a la nebulización, las partículas de aceites esenciales no se proyectan de manera pura en el aire, sino que están acopladas a partículas pesadas de agua en forma líquida. Por lo tanto, los ingredientes activos de las moléculas aromáticas permanecerán suspendidos en el aire durante un tiempo más corto antes de volver a caer en el aire, reduciendo así la duración de los efectos de los aceites esenciales (las partículas de agua son más pesadas). Advertencia: la brumización no es tan eficaz como la nebulización, ¡pero aun así funciona bien!

Calidad de los productos en el mercado: El segundo problema de esta tecnología es la fiabilidad de algunos productos. Hay muchos difusores por nebulización de mala calidad y poca resistencia (agua y electricidad...). ¿Un difusor por menos de 30 euros? Ten cuidado.