Mi carro

Cerrar

Cómo Y Dónde Aplicar Los Aceites Esenciales

Existen diferentes vías de administración de los aceites esenciales. Las principales son: la vía cutánea, la vía respiratoria y la vía oral.

La vía de administración, así como la frecuencia de aplicación y la cantidad de las dosis dependerá de varios criterios como el tipo de aceites esencial, los síntomas que se están combatiendo, el perfil del paciente, la duración del tratamiento y los posibles efectos adversos ligados al tratamiento.

En este apartado estudiaremos cada vía de aplicación, en qué caso es recomendada y cuáles son sus ventajas. Para obtener información más precisa acerca de como usar los aceites esenciales dependiendo del objetivo o de los síntomas, visite el apartado “Campos de Aplicación”.

  • Vía Cutánea
  • Vía Respiratoria
  • Vía Oral

Esta es la principal vía de administración de los aceites esenciales tanto a nivel terapéutico como cosmético. Generalmente implica diluir los aceites esenciales en una base de aceite vegetal antes de aplicarlos sobre la piel.

En el caso que los aceites esenciales sean tolerados por el paciente, la vía cutánea es considerada como una vía privilegiada ya que presenta pocos riesgos a nivel de toxicidad tanto para niños como para adultos, siempre y cuando se utilice diluida con un aceite vegetal.

Además, la vía cutánea permite al aceite esencial pasar rápidamente a la sangre y tener así una acción generalizada sobre el organismo. Síntomas como el estrés, traumas circulatorios, celulitis, contracturas musculares, infecciones o sensaciones de dolores pueden ser tratados eficazmente mediante la aplicación cutánea diluida.

Que pasa exactamente cuando aplico aceites esenciales sobre mi piel?

La piel está formada por tres capas de tejidos, la epidermis, la dermis y la hipodermis. La epidermis es la capa más superficial de la piel donde están los poros de las glándulas sudoríparas y los orificios de las glándulas sebáceas. Justo después, se encuentra la dermis, donde se sitúan las glándulas sebáceas y sudoríparas. Finalmente encontramos la hipodermis, que se compone de una alta cantidad de vasos sanguíneos y terminaciones nerviosas.

 

Cuando aplicamos un aceite esencial sobre la piel, este penetra a las glándulas sudoríparas, y pasa luego por la circulación sanguínea a través de los capilares sanguíneos de la dermis y los vasos sanguíneos de la hipodermis. Una vez en la sangre, circula por todo el organismo, permitiendo una acción tanto generalizada como local. El aceite vegetal, al ser un cuerpo graso, acelera la penetración de los aceites vegetales en la piel. Se ha verificado, vía test sanguíneo, que los componentes aromáticos tardan entre 10 minutos y 2 horas en llegar a la sangre. Por lo tanto, los aceites vegetales tienen un doble beneficio: aportan valor a la sinergia debido a sus propiedades y facilitan y aceleran la absorción por vía cutánea.

Que dosis aplicar?

La dosis a aplicar y el porcentaje de disolución en el aceite esencial dependerá de varios factores. Esta tabla indicativa puede dar una rápida idea del porcentaje de disolución que buscaremos en cada caso.

 

Adultos Con Objetivos Terapéutics Adultos Con Objetivos Cosméticos Niños

Entre 5% y 30% para tratar y entre 3% y 5% para prevenir.

Entre 0,5% y 3%. Se recomienda usar un dilución particularmente baja para aplicaciones faciales.

Entre 0,5% y 2% para los niños menores de 7 años, del 1% al 3% entre 7 y 10 años y del 1% al 5% entre 10 y 15 años.

¿Dónde aplicar los aceites esenciales?

Los aceites esenciales penetran en la piel más fácilmente y más rápidamente en los lugares del cuerpo donde esta es más fina. Priorizaremos pues los antebrazos, las muñecas, o la corva (parte trasera de la rodilla) como “puntos de entrada”.

Los plexos también son zonas del organismo importantes para la aplicación de aceites esenciales. Estas zonas, que corresponden a zonas energéticas en la medicina tradicional china, concentran varios ramos nerviosos y vasculares entrelazados. Podemos identificar varios plexos en el cuerpo humano: el principal, el plexo solar, también llamado celíaco es una densa red nerviosa que rodea la arteria aorta ventral. Se sitúa entre el ombligo y el esternón.

La planta de los pies y la palma de las manos son otras zonas interesantes. Tienen una buena penetración y son de fácil acceso.

Los aceites vegetales que se utilizan

Ya hemos visto que los aceites vegetales facilitan la penetración en la piel. Son un eficaz vehículo para transportar los aceites esenciales a través de las diferentes capas de la piel (epidermis, dermis, hipodermis). Para más información acerca de los aceites vegetales puede consultar este artículo (LINK).

¿Pueden usarse los aceites esenciales por vía cutánea sin ser diluidos?

Aunque se recomiende diluirlos, sí se puede, en ciertos casos muy puntuales, utilizarlos sin diluir. En casos de quemadura o picadura, por ejemplo, o cuando la dosis es pequeña y solo para adultos y niños de más de 7 años. En caso de que se utilice un aceite esencial sin diluir, se recomienda aplicar unas solas gotas. Con el fin de evitar reacciones alérgicas, se recomienda hacer unas pruebas antes en el hueco del codo.

 

Vía rectal y vaginal

Por vía rectal, a través de supositorios, los aceites esenciales son muy eficaces para tratar síntomas bronco-pulmonares y las infecciones otorrinolaringólogas como la otitis por ejemplo. Esta vía de uso se recomienda para niños a partir de los 30 meses.

La vía vaginal es recomendada para tratar infecciones ginecológicas de manera local. Se utilizará una concentración suave (entre 5 y 10%).

En cualquier caso, deberías consultar con un médico antes de usar esas vías de uso.

 

Existen dos maneras de usar los aceites esenciales por vía respiratoria: por inhalación directa o por difusión atmosférica. Veamos en qué consisten estas dos metodologías.

Difusión atmosférica

Suave y fácil de usar, se puede utilizar incluso con la presencia de niños y mujeres embarazadas. Para una difusión atmosférica se necesitará un difusor.

Se suele recurrir a esta técnica para desinfectar una sala, alejar los insectos, inducir al sueño, promover la relajación o al contrario, estimular y tonificar. Cada vez es más utilizado en los centros hospitalarios para prevenir o limitar las infecciones. En Japón, hay empresas que difunden aceites esenciales en los conductos de aire acondicionado de sus despachos para estimular a los empleados y ayudarles a concentrarse. También hay varios estudios que analizan los efectos relajantes y/o tonificantes de algunos aceites esenciales . Los olores actúan como vectores de información hacia el cerebro, que traduce dicha información en comportamientos fisiológicos.Por todo eso, es importante elegir adecuadamente el aceite esencial en función de los objetivos deseados.

Inhalación 

Existen dos maneras de inhalar los aceites esenciales: vía un inhalador o simplemente vertiendo unas gotas de aceite esencial puro sobre un tejido. Al inhalar el aceite esencial, este llegará al tejido pulmonar, siguiendo la vía del aire. Esto implica que la inhalación tiene un modo de acción más bien local. Pero al penetrar en la sangre vía la mucosa nasal y bronquial, los aceites esenciales inhalados también tienen una acción sobre todo el organismo.

La inhalación es particularmente útil para descongestionar el sistema respiratorio y reducir la inflamación de la mucosa nasal o bronquial. Como en el caso de la difusión atmosférica, también se puede utilizar esta vía para promover la relajación o la concentración, estimular o levantar el ánimo.

 

Recomendada en casos de traumas digestivos, infecciones respiratorias y urinarias, es una vía reservada a los adultos.

Los aceites esenciales se pueden usar por vía oral de forma no diluida en casos excepcionales para tratar trastornos digestivos, por ejemplo. Para este tipo de administración se utilizarán, entre otros, los aceites de cítricos que no presentan grandes riesgos de toxicidad.

Se suelen ingerir los aceites esenciales diluidos en aceite de oliva, en una cuchara de miel o sobre un comprimido neutro. Es recomendable consultar un médico antes de ingerir aceites esenciales y es importante elaborar la mezcla con un profesional ya que ciertos aceites esenciales pueden ser altamente tóxicos por vía oral. No se recomiendan los tratamientos a base de aceites esenciales por vía oral que duren más de 7 días.