Mi carro

Cerrar

Toxicidad y Advertencias

La eficacia de los aceites esenciales es cada vez más reconocida entre los terapeutas y esto implica que, en los últimos años, su popularidad ha ido creciendo. El hecho de que los aceites esenciales sean productos fáciles de conseguir en farmacias, herboristerías o internet no tiene que hacernos olvidar que estos son productos muy potentes, cuya utilización conlleva riesgos. No son productos anodinos y se deben utilizar de forma educada y correcta, y hay que ser particularmente prudente cuando los aceites esenciales se administran por vía oral o cutánea. La inhalación y la difusión presentan menos riesgos en cuanto a toxicidad.

  • Reglas Básicas
  • Vía Oral
  • Vía Cutánea

A LEER ANTES DE LA UTILIZACIÓN DE TU ACEITE ESENCIAL FENGHI.

 

La primera regla básica es no usar los aceites esenciales al azar. Si usamos aceites esenciales es con un objetivo claro en mente. Hay que informarse y educarse acerca del aceite esencial y de cómo usarlo según los objetivos deseados. Los aceites esenciales y su uso terapéutico han sido estudiados largamente, y hay que ceñirse a las recetas, dosis y vías de aplicación explicadas en nuestra web o en libros fiables. Acuérdese que los aceites esenciales son muy potentes, algunos tienen más de 200 componentes que pueden actuar sobre todo el cuerpo. Por eso mismo hay que saber utilizarlos de manera adecuada. 

Tampoco se tienen que usar aceites esenciales con tratamientos a largo plazo y sin descansos. Si el tratamiento es a medio o largo plazo, hay que prever fases en las cuales este se pause. La regla suele ser para cada 3 semanas de tratamiento, 1 semana sin tratamiento.

  • Respetar las dosis recomendadas y acordarse de que, por mucho que los aceites esenciales sean productos naturales, son MUY potentes.
  • Por precaución general, es preferible no utilizar aceites esenciales durante el embarazo, (sobre todo los primeros 3 meses) ni en niños menores de 3 años. Solo un médico generalista / aromaterapeuta puede asumir esa responsabilidad.
  • Para los niños mejor incluso esperar hasta los 6 años para usar aceites esenciales (algunos aceites esenciales en concreto se pueden usar en niños y bebés de forma muy diluida,si quiere saber más, aquí).
  •  
  • Generalmente es preferible la aplicación diluida de aceites esenciales. Todos los aceites esenciales puros deben manipularse con la mayor prudencia. No se recomienda tomar aceites esenciales puros sin solicitar el consejo de un profesional de la salud.
  •  
  • Para aplicar sobre la piel, los aceites esenciales deben diluirse obligatoriamente en excipientes adecuados como cremas o aceites vegetales. Sólo algunos aceites esenciales pueden ser aplicados puros sobre la piel por un consumidor informado.
  •  
  • Con todas las esencias de Citrus, no exponerse al sol después de una aplicación cutánea (por riesgo de fotosensibilización durante 6 horas)
  •  
  • Nunca aplicar aceites esenciales en los ojos y en caso de que, por accidente, un aceite esencial haya entrado en contacto con el ojo, limpiar con algodón y aceite vegetal.
  •  
  • Nunca aplicarse aceites esenciales puros en los ojos, la nariz y las zonas ano-genitales. En caso de aplicación accidental, masajear la zona con aceite vegetal (i.e. Caléndula).
  •  
  • El aceite esencial de canela es dermocáustico. No conviene a niños menores de 10 años ni a mujeres embarazadas o lactantes.
  •  
  • El aceite esencial de menta piperita tiene un alto porcentaje de Cetonas (tóxicas). Su utilización es compleja y delicada. No utilizar durante el embarazo, lactancia, ni en niños menores de 3 años. No se recomienda tampoco su uso en personas epilépticas ni con problemas cardíacos. Nunca difundirlo solo en un difusor de aceites esenciales.
  •  
  • Los aceites esenciales de tomillo y citronela también son dermocáusticos. Por lo tanto, nunca deben utilizarse puros por vía cutánea.
  • Nunca inyectar aceites esenciales, ni por vía intravenosa ni por vía muscular.
  • En caso de ingesta accidental de una gran cantidad de aceite esencial (medio ml o más), tomar rápidamente 4 cucharadas de un aceite vegetal suave (i.e.oliva o girasol) y ponerse en contacto con un centro de toxicología.
  • PRECAUCIONES PARA PERSONAS ASMÁTICAS. Las personas con asma deberán evitar los aceites esenciales que contienen óxidos. Abstenerse así de todos los aceites esenciales que contienen la molécula 1,8 cineol.

Eucalypto Blanco

62 - 75%

Eucalypto Radiata

60 - 80%

Ravintsara

48 - 60%

Niauli

45 - 65%

Romero QT Cineol

41 - 52%

Laurel

35 - 45%

Espliego Macho

20 - 35%

Siempreviva amarilla

20 - 35%

La metodología para estudiar la toxicidad de un aceite por vía oral es la prueba DL50. En función del resultado de cada aceite esencial frente a este test, los aceites esenciales se han clasificado en 4 grandes grupos:

El grupo A contiene los aceites esenciales más tóxicos. No son utilizados ni en aromaterapia ni en perfumería debido a su alta toxicidad, dañina para las personas. El grupo B reúne aceites esenciales que sí se utilizan en aromaterapia pero que se prohíbe su uso por vía oral, ya que su toxicidad es alta. En este grupo encontramos el aceite esencial de árbol de té o el de mirra, por ejemplo. El grupo C y D son aceites esenciales con una toxicidad relativamente baja y que no presentan serios riesgos para la salud.

Cuando son administrados por vía oral, los aceites esenciales pasan rápidamente a la sangre y al ser liposolubles, no tardan en llegar al cerebro. Por lo tanto, hay que tener cuidado con las dosis que se utilizan, ya que existe el riesgo de una sobredosis.

Una sobredosis de aceites esenciales se puede manifestar a través de una crisis epiléptica (en el caso de los aceites esenciales fuertes en cetonas), fases de excitación seguidas de fases depresivas (en el caso de los aceites esenciales con mentol como la menta piperita), estado depresivo (en el caso de los aceites esenciales con citral, limoneno) o convulsiones.

Componentes tóxicos en los aceites esenciales

  • Los fenoles monoterpénicos presentan toxicidad a nivel del hígado. De hecho, los aceites esenciales de Origanum Vulgare, Origanum Compactum, Coridothymus, Thymbra Capitatus, Satureja Monatana y Satureja Hortensis son los que presentan más riesgo en este nivel.
  • Las cetonas monoterpénicas pueden tener efectos neurotóxicos, es decir, pueden ser tóxicos a nivel del cerebro. Alteran las fibras nerviosas y pueden provocar perturbaciones eléctricas a nivel de las neuronas, lo cual puede resultar en fases de excitación seguidas de fases depresivas.

 

Es importante destacar que los aceites esenciales más neurotóxicos no están en venta libre en el mercado y que no todas las cetonas monoterpenicas tienen un mismo nivel de neurotoxicidad. Los efectos neurotóxicos son más comunes cuando se administran los aceites esenciales por vía oral pero también pueden aparecer por vía cutánea. Además, los aceites esenciales neurotóxicos son formalmente prohibidos a las mujeres embarazadas, los niños y las personas epilépticas.

El test de alergia

La aplicación de aceites esenciales puede, en algunas personas, provocar una reacción alérgica. Se recomienda hacer una pequeña prueba antes de usar aceites esenciales para asegurarse de no ser alérgico. La prueba consiste en aplicar dos gotas del aceite esencial que se vaya a usar en el interior del codo. ¡Si después de 48h no has observado ninguna reacción alérgica, ya puedes usar el aceite esencial sin preocuparte! Eso sí, ¡siempre respetando sus indicaciones de uso!

Aplicación en las mucosas

Las mucosas son mucho más permeables a los aceites esenciales que la piel y por lo tanto, los riesgos de irritaciones son mayores. Se pueden usar aceites esenciales a través de las mucosas (exceptuando la ocular), pero tendremos que diluirlos más que en una aplicación sobre la piel.

Dicho esto, la aplicación de aceites esenciales sobre la piel también puede causar irritaciones. El tipo de reacción dependerá de la sensibilidad de la piel de cada individuo, del tipo de aceite esencial, de mezcla que se aplique y de dónde se aplique esta.

Aceites Dermocáusticos

Algunos aceites esenciales con elevada presencia de carvacrol o thymol, por ejemplo, son dermocáusticos. Es decir, pueden irritar la piel y incluso quemarla. En caso de que esto ocurra, hay que diluir con aceite vegetal para aliviar la irritación.

Alergias

Una alergia no tiene porqué manifestarse desde la primera aplicación, puede aparecer tras varias aplicaciones. La molécula mas propensa en provocar reacciones alérgicas es el d-limoneno.

Fotosensibilizantes

Los aceites esenciales fotosensibilizantes no pueden aplicarse (ni ingerirse en algunos casos) previamente a una exposición al sol. La fotosensibilización puede provocar la aparición de manchas rojizas o marrones sobre la piel.